Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Excusas

Cualquiera que se ponga la suya. La que más le guste. La que más le justifique. La que mejor le cuadre. La primera que se le venga a la cabeza o la más elaborada de todas.
Nunca nos faltará en nuestra boca o en nuestra mente una. Para no hacerlo, para no enfrentarnos a ello, para pensar que no podemos, para dejarlo pasar, para no luchar lo suficiente, para mirar hacia otro lado, para rendirnos.

Podríamos escribir libros con las más descabelladas y con las más inocentes, las más absurdas y las más creativas, las más irracionales y las más inspiradas. Pero seguirían siendo lo que son: pretextos, disculpas, justificaciones, evasivas.
Si no somos sinceros con nosotros mismos, no lo seremos con los demás. Si no somos valientes frente a nuestras propias decisiones, no lo seremos ante las imposiciones de los demás. La mejor excusa siempre es la verdad. Y los sueños tienen que pesar más que las excusas.

Entradas más recientes

Verdades como puños

Revisitarse

Mochila

Innovando

Distancia

Hoy es un día histórico

Entre cuatro paredes

Volcar

Las ruinas de este imperio

Cuando algo te gusta